“Cuenta regresiva y otras fábulas supernumerarias”, una antología “definitiva y definitoria” de Armando Vega Gil

El músico Armando Vega Gil, fundador del grupo Botellita de
Jerez, presentó en el Zócalo de la Ciudad de México su libro
“Cuenta regresiva y otras fábulas supernumerarias”, una
antología “definitiva y definitoria”.

En el marco de la Séptima Feria del Libro, Vega Gil tuvo a bien
leer cuentos y fragmentos del acreedor al Premio Nacional de
Cuento San Luis Potosí 2006, combinando la lectura con el
acompañamiento musical de Botellita de Jerez.

Tras una firma de libros que tuvo lugar al término de una hora de
concierto, y en la que no bastaron los ejemplares predispuestos,
el músico destacó en declaraciones a la prensa tratarse de un
triunfo enorme.

“Para mi era muy importante cerrar un ciclo como escritor, yo digo
que es una antología definitiva y definitoria pero no porque esté
terminando de escribir, sino porque estoy iniciando un nuevo
proceso, y esos cuentos que escribí ya no quiero leerlos,
corregirlos o aumentarlos”, comentó.

Sin tratarse de una autobiografía o cúmulo de crónicas, si se
encuentra expuesta parte de la vida del autor, desde 15 años
atrás que dio comienzo a estas historias sin saber que se
traducirían a un libro.

“Cuenta regresiva y otras fábulas supernumerarias” comenzó
cuando motivado por su tía Ema Rueda, quien ganó una mención
honorífica en la primera edición del premio de San Luis Potosí,
sus esfuerzos y talento estuvieron dirigidos en esa misma
dirección.

“El libro es una antología y es una colección que mandé a San
Luis para ver si era chicle y pega, y ya que gané el premio
convencí al editor de que me diera chance de meter todo lo
demás”, dijo.

Agregó que al reconocerse en las páginas del libro, el número 14
de su carrera y el primero en ser vendido en librerías, queda claro
el fin de un capítulo de momentos gozosos, lo mismo que
horribles, y el inicio de uno nuevo.

“Ahora estoy haciendo una pequeña novela de terror en verso
para niños, tengo otra ahí empezada, está además el proyecto de
otra novela histórica”, adelantó Vega Gil.

Destacó que “no me preocupa ni me asusta decir que estoy como
cerrando un capítulo, porque tengo muchas cosas que hacer y
finalmente creo que cuando pensé en que podía formar parte de
una antología, es porque había llegado un momento de madurez”.

Banner 2