A sus 99 años “Mamá Lupe” ha atendido 10 mil partos en Zacatecas

Con 99 años de edad y la satisfacción de haber atendido más de 10 mil nacimientos durante su vida laboral, “Mamá Lupe” es la partera más longeva de Zacatecas.

Guadalupe del Río Santoyo, su nombre de pila, señaló que recuerda fechas y acontecimientos de sus casi 70 años que trabajó como matrona aquí, en su natal Villanueva, municipio ubicado a unos 50 minutos de distancia de la capital zacatecana.

“Nací un 28 de marzo de 1915. Tengo 99 años”, expresó, y adelantó que para celebrar su centenario quiere una fiesta con mariachi y tambora.

Su primogénito tiene 82 años de edad y es el único de los varones que le vive, pues de los cuatro hombres que tuvo tres fallecieron jóvenes, aunque también cuenta con cinco hijas, dijo.

“Mamá Lupe”, señaló que tuvo su primer hijo a los 17 años de edad. Sin embargo, fue hasta con su tercer vástago cuando comenzó como partera, oficio que inició de manera empírica y luego, con la ayuda de una tía doctora perfeccionó, así como con el uso de herbolaria.

Sin embargo, desde hace un año está postrada en su cama debido a que le hicieron mal una operación para “arreglarle” una fractura de cadera que sufrió.

“Yo antes de esto me levantada y barría la calle, lavaba los patios. Hacía todo, pero ya no puedo”, explicó con voz baja pero clara.

Refirió que entró al oficio de matrona sin querer, a los 28 años de edad, debido a que una muchacha que iba a dar a luz no tenían dinero para pagar el doctor, así que le hizo la caridad de ayudarla y “todo salió bien”. A partir de ahí, aseveró, comenzaron a buscarla.

Indicó que ella llevaba un registro de todos los nacimientos y nombre de los padres que a lo largo de su vida ayudó, de los cuales contabilizó alrededor de 10 mil, pero los documentos se perdieron en la inundación de Villanueva de 1991.

Resaltó que casi nadie le pagaba por sus servicios porque no tenían dinero y ella apoyaba con amor, porque “también éramos muy pobres. Si hubiera cobrado ahora sería rica, pero soy rica porque aquí la gente me quiere mucho”.

Es así que, doña Lupe es una mujer respetada por el pueblo y aunque vive con lo básico, “siempre viene gente que me trae algo, nunca me falta que comer”, aseguró.

Debido a su experiencia, a su trabajo desinteresado y a la ayuda que aportó para la gente de Villanueva y sus alrededores, en ocasiones hasta arriesgó su vida, según expresó.

En su momento, “Mamá Lupe” ha recibido reconocimientos de los gobernadores de Zacatecas Ricardo Monreal, Amalia García y Miguel Alonso.

Además, recibió por la Secretaría de las Mujeres (Semujer) el Reconocimiento Mujeres que Abrieron Camino, al ser una de las primeras parteras empíricas del estado.

Banner 2