Estrés: Cómo prevenir los daños que puede causar a la salud

Los factores que pueden desencadenar el estrés son muchos, los que van desde situaciones como la sobrecarga laboral, el incumplimiento de expectativas de vida o incluso el mundial de fútbol, pueden ser factores gatillantes de cuadros de estrés, los que pueden ser permanentes, afectando no no sólo la salud emocional, sino que además puede manifestarse con consecuencias físicas.

Manifestación del estrés

El doctor Francisco Hidalgo, cardiólogo de Vidaintegra Maipú, explica que frente a un cuadro de estrés se producen cambios en el organismo, como mayor fuerza de contracción del corazón, aumento de la presión arterial, aumento del azúcar en la sangre, aumento de las células de defensa, llamadas leucocitos y que además se activa las plaquetas, que son las células que intervienen en la coagulación de la sangre. También se puede presentar dilatación de las pupilas, aumento de la transpiración, entre otros.

“El estrés provoca, como respuesta fisiológica, una serie de trastornos en el sistema cardiovascular, también pueden presentarse alteraciones de la circulación cerebral, que pueden producir infartos o hemorragias cerebrales, hipertensión arterial, arritmias, entre otros males”, explica el especialista.

Es importante señalar que cuando el estrés es intenso y prolongado se produce una serie de trastornos físicos o emocionales, los que también dependen de las características de cada persona, como su personalidad y los recursos que empleen para enfrentar el cuadro. Otros factores determinantes son algunas enfermedades como la diabetes, y la depresión.

Prevención

estrés

Para enfrentar el estrés es importante eliminar o combatir los factores estresantes. Para esto se debe actuar con diferentes medidas terapéuticas, incluso con equipos multidisciplinarios, para que la persona se recupere y retome su vida con normalidad.

El cardiólogo de Vidaintegra Maipú, mencionó las medidas no farmacológicas con las que se ayuda a estas personas a no estresarse y tener una buena salud:

1. Ejercicio físico

Las personas sedentarias están más predispuestas a sufrir eventos cardiovasculares, tienen mayor tendencia a la obesidad y aumento del colesterol, diabetes e hipertensión arterial. Se recomienda que los ejercicios sean de tipo aeróbico o cardiovascular, como es andar en bicicleta, hacer natación o trotar.

2. Buena alimentación

Se recomienda llevar una buena alimentación que aporte los nutrientes básicos, es decir ricos en verduras, frutas, y fibras. Además de evitar la comida chatarra.

3. Dormir bien

Dormir ocho horas también es un factor anti estresante. Pues durante estas horas el cerebro descansa y se recupera del estrés diario.

4. Técnicas anti estrés

Se recomienda practicar disciplinas como el yoga, taichí y pilates, las que reducen el estrés, mejoran la circulación y el estado inmunológico.

Estas prácticas se utilizan incluso como base de la recuperación cardiovascular después de haber sufrido un infarto, pues disminuyen la posibilidad de un nuevo evento de este tipo.

Banner 2