Déficit de atención…y como puede continuar cuando eres adulto

El déficit atencional se produce porque hay una alteración del funcionamiento de la corteza pre frontal del cerebro, produciendo una alteración del funcionamiento de la atención y la concentración.

En la mayoría de los casos esto se diagnostica cuando la persona parte su etapa escolar, pues puede tener problemas en el rendimiento o en la concentración. Un neurólogo debe determinar si por sus características el paciente tiene o no déficit atencional.

El doctor Patricio Ruedi, neurólogo de Clínica Las Condes explica que hay niños con déficit atencional que son inquietos y otros que sólo son inatentos, es decir que no prestan atención pero son tranquilos. “Los inatentos en general son niños que tienen cierto grado de dificultad en la concentración y la atención. En ellos el déficit se manifiesta más en las notas que en el comportamiento. Les cuesta concentrarse en la sala de clases y estudiar, cometen errores por inatención en las pruebas y eso hace que sus notas bajen”.

El tratamiento del déficit atencional es a través de medicamentos que lo que hacen es aumentar la concentración. El doctor nos explicó que estos medicamentos son seguros. “Los estimulantes se usan hace muchos años y se les has sometido a muchas pruebas debido a que han aparecido detractores a este tipo de tratamientos. Hay muchos estudios que avalan el uso de estos tratamientos”, explica el especialista.

Déficit atencional en la adultez

Es importante saber que este síndrome en adultos está siendo cada vez más frecuente, antes se pensaba que este trastorno se mejoraba en la adolescencia, pero actualmente se sabe que se mantiene durante la vida adulta, pero el paciente va adaptándose y se convierte en algo menos interferente en su vida.

“El déficit atencional se nota menos en los adultos, porque se adaptan. No se manifiesta de la manera que uno pudiera esperar que se manifestara en los niños”, explica el doctor.

En algunos casos este trastorno es diagnosticado en la adultez. El doctor comenta que muchas personas consultan porque son dispersos, y tienen fallas de memoria. Además puede afectar su rendimiento en el estudio o en el trabajo, por lo que el diagnóstico de déficit atencional mejora notablemente la calidad de vida de quienes lo tienen.

“Antes se pensaba que los déficit atencionales siempre tenían que tener algún tipo de fracaso y no necesariamente es así, hay personas con este síndrome que son muy exitosas”, explica el doctor Ruedi.

Aunque en la adultez el problema haya disminuido, es importante tener en cuenta que el déficit puede volver a manifestarse, por ejemplo por períodos de estrés u otros cambios que puedan surgir en la vida de cada persona.

Consejos para personas con déficit atencional en la adultez

Lo primero es consultar a un neurólogo, porque hay muchos factores que pueden estar influyendo en la concentración y lo importante es determinar si se trata de déficit atencional o en otra cosa. “Si una persona está estresada o angustiada o deprimida también puede manifestarse en la perdida de la concentración y la memoria”, dice el neurólogo de Clínica Las Condes.

Una vez que ya se ha hecho el diagnóstico hay que evaluar si el trastorno interfiere o no en la persona y de acuerdo a eso definir un tratamiento.

El doctor aconseja acompañar el tratamiento con fármacos de psicoterapia, porque estos pacientes tienen grandes posibilidades de padecer altos niveles de ansiedad, angustia, frustración, depresión, trastornos del sueño y cefaleas.

“Ayuda a entender el síndrome, entender lo que me pasa, y de qué manera puedo enfrentarlo mejor, para así cometer menos errores y evitar las dificultades que pueda generar”, aconseja el médico neurólogo, quien además explica que existen antidepresivos que tienen efectos positivos sobre la concentración.

Banner 2