ofrezcan un contrato
discográfico, pero este no fue mi caso, ya que yo no era típica".
Con estas palabras, Alicia
resume su personalidad y su historia.
Alicia Machado Fajardo conoció la fama el 17 de mayo de 1996,
el día que fue coronada Miss
Universo en Las Vegas. "Ese fue uno de los días más felices de
mi vida ya que marcó el inicio
de mi carrera. Pero mi historia comienza mucho antes”.
Alicia nació en Maracay, estado de Aragua, el 6 de diciembre de
1977. Su padre, Arturo
Machado, es de origen español y propietario de una juguetería,
mientras que su madre, Martha
Fajardo es de origen cubano y tiene un restaurante.
A Alicia siempre le gustó aprender cosas nuevas. Con sólo 4
años de edad, ella descubrió su
pasión por el baile. "Durante 12 años actué en obras teatrales
musicales e integré una
compañía de baile hasta los 16. Todos los años hacíamos dos
temporadas. En agosto,
teníamos tres semanas de shows y en diciembre otras dos


















semanas. Hacíamos musicales
infantiles, danza clásica y moderna, y jazz, que era mi favorito”.
Su otra pasión era la música, algo que descubrió a los 10 años
y después pasó a integrar el
coro de la escuela. "Esta no fue la mejor experiencia, porque soy
contralto, mi voz es baja y
esto era inusual. Siempre me ponían en la última esquina de la
iglesia, bien lejos, detrás del
Cristo; pero yo quería estar en la primera fila, con el resto de las
muchachas. Me pedían que
cantara algún estribillo, bom-bom, bom, pero esto no era lo que
deseaba. Me gustan todos los
tipos de música, pero siempre he sido una rockera de corazón.
Amo el rock en español y crecí
escuchando a Mecano, U2, Soda Stereo y también bandas de
rock en inglés como The Police.
Y siempre fui súper fanática de Alejandra Guzmán y Marta
Sánchez”. Pero la época de fama
de Alicia aún estaba muy lejos.
A los 15 años, ella terminó la secundaria y comenzó su carrera
en la universidad, estudiando
primero administración de empresas en la Universidad
Tecnológica del Centro en Valencia, y


















luego leyes. Sin embargo, ella asistió a la universidad sólo por
un año y medio porque
comenzó casi inmediatamente a trabajar haciendo anuncios,
modelando y presentándose en
audiciones para probar su suerte como actriz. Después de
muchos intentos fallidos por
conseguir un papel en la televisión, tuvo la oportunidad de
participar en el desfile de belleza de
Miss Venezuela.
Sin embargo, había una diferencia enorme entre ella y la
mayoría de las muchachas que
soñaban con ser reinas de belleza. Este nunca fue el sueño de
Alicia. "Soy una Miss por
casualidad", explica. Una de sus metas era triunfar en el mundo
del espectáculo con la
actuación y el canto. Su idea era llegar a ser finalista del desfile,
y utilizar esta exposición para
lanzar su carrera. Poco sabía que a los 18 años se convertiría en
la mujer más bella del
universo. Y con su corona, Alicia comenzó a escribir su nueva
historia.
Durante su año de reinado se dedicó a obras caritativas y
causas humanitarias. Incluso ella
hizo mucho más de lo que estipulaban sus deberes al pedir
hablar en privado con Ernesto
Samper, entonces presidente de Colombia, con quien discutió
sobre los conflictos existentes en
la frontera con Venezuela. A pesar de sus logros, los medios se
enfocaron sólo en una cosa:
su aumento de peso. Estos fueron momentos difíciles y duros
para ella, pero la polémica no
perjudicó la imagen de Alicia. Por el contrario, ella se convirtió en
una de las más famosas
Miss Universo de la historia. "Me hicieron famosa, de eso no hay
ninguna duda”. Su
reconocimiento se transformó en un trampolín, y una vez que
devolvió la corona pudo utilizar su
talento de la manera en que siempre lo deseó.
Su idea original era grabar un álbum, pero recibió ofertas
tentadoras para protagonizar
telenovelas. Alicia aprovechó todas las oportunidades que se le
presentaron, y mejoró sus
habilidades con varios profesores de actuación en Venezuela,
México y los Estados Unidos.
Su primera telenovela fue Samantha (1998), y gracias a este
papel ganó un premio ACE en
Nueva York como Actriz Nueva del Año, además del premio Midia
en España. Luego, ella
protagonizó otras dos telenovelas, "Infierno en el Paraíso" (1999)
en México, y "Mambo y
Canela" (2002) en Venezuela.
Cansada de trabajar sólo en novelas, ella decidió enfocar toda
su energía en su pasión
verdadera: la música. “Hace tres años, cuando me trasladé a
Miami para trabajar en el
programa “Estamos Unidos", la vida me mostró la forma de
lograr mi sueño. Desde el
momento en que devolví la corona de Miss Universo intenté
obtener un contrato discográfico
varias veces, pero no sabía cómo hacerlo. No sólo no estaba
preparada como cantante, sino
que tampoco sabía nada sobre el aspecto comercial de la
industria de la música. Lo único que
sabía era que quería cantar, que me encantaba cantar y
componer canciones; eso es todo.
Pero durante todos los años que trabajé en el mundo del
espectáculo, nunca dejé de trabajar
por mi sueño. Cuando no trabajaba, estudiaba. Trabajaba
durante el día, y por la noche
estudiaba música. Tomé lecciones de voz y guitarra. Además,
todos mis amigos siempre han
estado conectados con la música, de una forma u otra”.
Uno de esos amigos, el cantante y compositor Ricardo
Montaner, le ayudó a dar sus primeros
pasos en su carrera de cantante. Alicia siguió sus consejos,
comenzando con su elección de
un buen entrenador vocal, José Miguel Velásquez.
“Comenzamos a trabajar en este proyecto
hace 3 años. José Miguel no sólo ha sido mi entrenador vocal,
sino que también es la persona
que me ayudó a componer canciones y a pensar sobre las
letras. Él cree en mí, no como
producto sino como una artista. La palabra "producto" me
incomoda mucho. José Miguel
piensa que no sólo puedo cantar, sino también interpretar una
canción, que puedo decir cosas
y expresarme con la música”. Juntos comenzaron este viaje que
finalmente dio frutos: el primer
disco autotitulado de Alicia compuesto por 10 canciones y un
sueño hecho realidad.
“Estas son las cosas que están en mi corazón, cosas que viví en
un momento particular. Pero
quizás lo más importante es que este disco es resultado del
trabajo de todos mis amigos ya que
ha sido un esfuerzo de colaboración. Lo mejor que me ha
sucedido en estos últimos años es
que he podido solidificar mis amistades. Esto es muy
importante para mí y para mi vida ya que
no es algo temporal. Mis amigos siempre van a estar a mi lado
en este viaje. Estoy segura que
el éxito llegará. La gente ya me conoce, saben que fui Miss
Universo, que protagonicé
telenovelas. Este año también espero trabajar en una película.
Todos saben que digo lo que
pienso y me aceptan así; me permiten ser yo misma y me
prepongo aprovecharlo
completamente”.
“Siempre quise cantar. Desde que recuerdo, la música ha sido
parte mía”, dice Alicia con firme
convicción.
Y ella ha trabajado arduamente a fin de cumplir su sueño.
Su primer álbum llegará a las tiendas el 13 de abril; y bajo el
sello Universal Music Latino, el
mundo podrá disfrutar su talento enorme e interpretación sin
igual.
El resultado es simplemente espectacular. Este es un álbum
cuya base principal es el rock
mezclado con baladas y pop, con letras muy románticas y bien
escritas, lleno de intensidad y el
estilo extraordinariamente sincero de Alicia.
“Escribí dos canciones, una se titula Eres, y está dedicada a mi
padre; la letra es mía y la
música fue compuesta por José Miguel Velásquez. La otra es El
País de las maravillas
compuesta por Fernando Osorio y yo. Varios compositores
famosos y Kike Santander
contribuyeron con Fuiste tú el primero y Detrás del olvido,
respectivamente”.
Canciones:
Como Decirte Que No (José Miguel Velásquez)
El País de las Maravillas (Alicia Machado-Fernando Osorio)
Definitivamente (José Miguel Velásquez)
Eres (Alicia Machado- José Miguel Velásquez)
Porque regresas a mi vida (José Miguel Velásquez)
Detrás Del Olvido (Kike Santander)
Fuiste Tú El Primero (Franco De Vita)
La Vuelta Al Mundo (Fernando Osorio)
Yo soy La Otra (Rayito)
Este Amor No Morirá (José Miguel Velásquez)